Peludos Mascotare

Roxi

¡Hola gente! Yo soy Roxi, la más pequeñita de la familia. También nací en la calle, en una de tantas en Panamá, una gente super guay de una fundación (Fundación SPAY) me rescató cuando apenas tenía 2 meses. Me vacunaron, esterilizaron, desparasitaron, me dieron de comer y me dieron una camita en una jaula que compartía con 3 compis más. Veíamos gente entrar y salir, llevarse a otros compis, y un día vi a Meli entrar por esa puerta, me imaginé lo bien y feliz que estaría en su casa y puse mis ojitos grandes y recé para que me viera y me escogiera a mí! Por fin me vió, y lo primero que hice cuando acercó su mano a la jaula fue darle un mordisquito de cariño, pensé que así se fijaría más en mi que en mis compis… y ¡así fue! ¡Qué alegría cuando escuché que por favor me prepararan que me iba con ella! Me despedí de mis compis y ahí empezó mi aventura!

Cuando llegamos a casa me sacó de mi trasportín, vi a la fiera de Wiki que sólo me pelaba los dientes y me miraba con cara de odio… ¡Qué susto! Tuvimos un par de encontronazos, yo siempre estaba jugando pero como que Wiki no… después de unos días ya Wiki se tranquilizó y nos empezamos a llevar mejor, ya no me gruñía y hasta me dejaba dormir en la cama con ellas. Ya ahora compartimos el espacio y nos turnamos las piernas de Meli para dormir, ¡Ja!. Mi mamá dice que estoy un poquito chalada, de noche hablo sola y le hago un ruido extraño a las gaviotas que no puedo cazar porque la ventana cerrada. No me gusta estar solita, siempre quiero acompañar a alguien, tomo agua directo del chorro con mi patita y tengo una rara manía de comer tela… me he comido camisas enteras de mi mamá, y las mantitas de la siesta… todas en mi casa tienen huecos, es como mi marca personal. Soy muy juguetona, me encantan las plumas, las bolas de estambre, y las cañas… asumo que debe ser la edad, ya maduraré.  Mientras tanto, con un láser me puedo entretener por horas. Soy una troglodita comiendo, creo que me quedó el trauma desde pequeñita de no tener comida, y siempre creo que se va a acabar, pero qué va! Meli no nos deja pasar hambre… y mi tía Gaby siempre nos regala chuches! Soy la que mejor se lleva con mi primo Tofu, aunque a veces cuando abusa mucho de mi espacio… le doy un par de bofetadas para que respete, mejor cada quien por su lado pero nos llevamos bien. Me encanta cuando vienen mi primo y mi tía de visita, porque me hace mi Reiki y me deja ¡como nueva! En fin, soy muy feliz desde que me adoptaron y espero que tu también te animes porque es #mejoradoptarquecomprar y así le alegras la vida a algún compi abandonado.

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *